(6-8) Sobre las Escrituras

Escucha el sermón en línea:


 


Lee el mensaje:

1. Introducción.

¿Qué es la verdad? ¿cómo saber qué es bueno y qué es malo?, ¿por sentido común?, ¿costumbre?

¿Será que cada uno determina qué es bueno y qué es malo? Ciertamente esa es la filosofía de muchos hoy.

Nuestra cultura predica que el concepto de verdad es mutable, o sea, que puede cambiar, puede ser adaptado, modificado.

Esta forma de pensamiento está grabada en la mente de muchísimos chilenos.

Nada es completamente verdadero, nada es duradero, todo es relativo, todo puede ser redefinido y adaptado.

Sobre todo, en el tema de la fe, la religión y la moral. Sin embargo, nosotros como anglicanos, pensamos distinto.

2. Puntos de enseñanza.

Nosotros creemos que existe una sola verdad absoluta que gobierna todo y no cambia. Esta verdad absoluta nos enseña quiénes somos, qué somos, qué es bueno y qué no lo es.

Lee conmigo el Artículo número seis de los treinta y nueve artículos de la religión, que son nuestra base doctrinal.

ARTÍCULO vi.

Las SantasEscrituras contienen todas las cosas necesarias para la salvación. Por talmotivo, nadie debería ser obligado a creer como artículo de fe, o considerarcomo requisito necesario para ser salvo, cosa alguna que no se lea ni secompruebe con ellas. Bajo el nombre de Santas Escrituras entendemos aquelloslibros canónicos del Antiguo y el Nuevo Testamento cuya autoridad jamás suscitódudas en la iglesia.

El artículo establece que la Biblia es nuestra autoridad de fe suprema y que nadie debería creer o enseñar algo que no se pueda demostrar mediante las Escrituras.

Ahora leamos el artículo número siete.

ARTÍCULO VII.

El AntiguoTestamento no es contrario al Nuevo, puesto que, en ambos, Antiguo y NuevoTestamento, se ofrece vida eterna al género humano a través de Cristo, únicomediador entre Dios y el Hombre, siendo él Dios y Hombre. Por lo tanto, nodeben ser escuchados quienes imaginan malamente que los antiguos patriarcasponían su esperanza únicamente en promesas temporales. Aunque, en loconcerniente a ceremonias y ritos, la ley de Dios dada por Moisés no obliga alos cristianos ni contiene preceptos civiles que deban recibirse necesariamenteen Estado alguno, ningún cristiano está exento de obedecer los mandamientosdenominados morales.

Este artículo establece que el Antiguo Testamento tiene la misma autoridad que el Nuevo Testamento ya que en ambos presentan el Evangelio de Cristo.

En otras palabras. El Antiguo Testamento no es un “plan A”, mientras que el Nuevo es un “plan B” sino que es como la raíz de donde nace y se fundamenta el Nuevo Testamento.

Todas las leyes, todos los ritos, todas las prácticas del Antiguo Testamento, de algún modo apuntan y se cumplen en Jesucristo.

Por lo tanto, los cristianos no necesitan obedecer los ritos, las ceremonias y los días especiales que señala el Antiguo Testamento.

Sin embargo, sí estamos llamados a obedecer los mandatos morales del Antiguo Testamento ya que ellos fueron enseñados también por nuestro Señor Jesucristo.

En resumen, este artículo establece que la Palabra de Dios es la única y absoluta verdad para nosotros.

Ahora leamos el artículo ocho.

ARTÍCULO VIII.

Los tres credos, elNiceno, el de Atanasio, y el comúnmente llamado de los Apóstoles, deben seradmitidos y creídos enteramente porque pueden ser demostrados medianteevidencias muy seguras de las Santas Escrituras.

Este artículo simplemente establece que cualquier declaración de fe, o credo, debe ser demostrado por las Escrituras.

La Palabra de Dios es la regla de fe suprema. Nosotros admitimos y confesamos los credos históricos de fe porque éstos expresan la enseñanza bíblica.

Esto es, en resumen, lo que creemos acerca de la Palabra de Dios. Creemos que es verdadera, es absoluta y tiene toda autoridad.

¡Son declaraciones muy poderosas! ¿Realmente es tan absoluta la autoridad de la Palabra de Dios? ¿Cómo creer esto en esta época donde lo absoluto es malo y todo es relativo?

Quiero examinar las verdades que declaramos en nuestros artículos a partir de la misma Palabra.

Y es mi intención animarlos mediante cuatro afirmaciones bíblicas acerca de la Palabra de Dios:

  1. Solamente la Palabra de Dios nos puede dar a conocer a Dios.
  2. La Palabra de Dios gobierna todas las cosas.
  3. La Palabra de Dios es la verdad absoluta.
  4. Las promesas de Dios son verdad porque Dios las mantiene.

2.1. Sólo La Palabra de Dios nos puede dar a conocer a Dios.

Las Escrituras enseñan que Dios nos conoce perfectamente. Su visión sobre mí mismo es perfecta, ni siquiera yo me conozco tan bien como Él me conoce.

1Señor, tú me has examinado y me conoces; 2 tú sabes cuando me sientoo me levanto; ¡desde lejos sabes todo lo que pienso! 3 Me vigilascuando camino y cuando descanso; ¡estás enterado de todo lo que hago! 4Todavía no tengo las palabras en la lengua, ¡y tú, Señor, ya sabes lo que estoypor decir! Salmos 139:1-4.

Necesitamos Su Palabra para conocer quiénes somos nosotros, sin la revelación de las Escrituras vamos a tener siempre una imagen distorsionada de nosotros mismos.

Dios no necesita nuestro permiso para escudriñar lo más secreto de nuestras mentes. Así de completo es Su conocimiento de nosotros.

Sin embargo, nosotros no podemos conocerle a Él a menos que Él mismo se nos dé a conocer.

Por eso la Palabra de Dios es la única fuente de autoridad de fe. Porque Dios se nos da a conocer por medio de Sus palabras.

El SEÑOR nos ha dado Su Palabra para que le conozcamos.

21 Porque Dios no permitió que el mundo lo conociera mediante lasabiduría, sino que dispuso salvar a los creyentes por la locura de lapredicación. 1 Corintios 1:21.

En estas páginas tengo una visión completa y perfecta de mí mismo, y también tengo todo lo necesario para conocer a Dios y relacionarme con Él.

Dije “todo lo necesario” y no simplemente “todo” porque Dios es eterno, en un sentido nunca terminaremos de conocerlo.

Pero todo lo necesario para ser sus hijos, para entrar en una relación con Él están revelados en Su Palabra.

2.2. La Palabra de Dios gobierna todas las cosas.

En la Biblia, de principio a fin, se nos asegura que Dios es el único y total Soberano de todo.

Y que todas las circunstancias y acontecimientos del mundo están determinados por la Palabra de Dios.

Su Palabra determina desde los cambios en el tiempo:

15 El Señor envía su palabra a la tierra, y sus órdenes se cumplen deinmediato. 16 Cae la nieve como copos de lana, y la escarcha seesparce como ceniza. 17 Deja caer las piedrecillas de granizo; y acausa del frío todo se congela.
18 Pero da otra orden, y el hielo se derrite; sopla el viento, y lasaguas vuelven a correr. Salmos 147:15-18.

Todo lo que sucede es así porque Dios lo dijo por medio de Su Palabra.

Esto lo vemos de una forma muy especial en el llamado del profeta Jeremías:

10 Date cuenta de que este día te he puesto sobre naciones y reinos, paraque arranques y destruyas, para que arruines y derribes, para que construyas yplantes.» Jeremías 1:10.

Jeremías no era un poderoso estatista, o economista o un líder mundial ¿Cómo podía un hombre simple, común y corriente como Jeremías tener tanto poder y autoridad sobre naciones?

Mira el verso nueve:

9 Y el Señor extendió su mano, me tocó la boca y me dijo:
«Yo, el Señor, he puesto mis palabras en tu boca. Jeremías 1:9.

Jeremías iba a tener poder y autoridad sobre países enteros solamente porque tenía en su boca las palabras del SEÑOR.

Cada palabra que Dios le diera acerca del destino de las naciones se iba a cumplir inevitablemente.

Vemos esta misma verdad en el profeta Isaías:

10 »Así como la lluvia y la nieve caen de los cielos, y no vuelven allá,sino que riegan la tierra y la hacen germinar y producir, con lo que dansemilla para el que siembra y pan para el que come, 11 así tambiénmi palabra, cuando sale de mi boca, no vuelve a mí vacía, sino que hace todo loque yo quiero, y tiene éxito en todo aquello para lo cual la envié. Isaías55:10-11.

La Palabra de Dios gobierna el mundo, gobierna el universo. La Palabra de Dios determina los destinos de personas y de naciones.

Por eso no debemos creer en la suerte, horóscopos, signos zodiacales, etc. ¡Porque Dios gobierna sobre toda suerte!

No existe la “buena o mala suerte”, sólo existe lo que Dios ha dicho. Todo sucede porque Él lo dijo.

Su Palabra determina y gobierna el mundo.

Por lo tanto, tu futuro depende de Su Palabra. Lo que Él diga se cumplirá, no dependes de la suerte o de la casualidad.

2.3. La Palabra de Dios es la verdad absoluta.

Las Escrituras fueron escritas para ser obedecidas.

Pero Dios no espera que obedezcamos solo por obedecer, sino porque Sus palabras son palabras verdaderas.

Dios habla solamente la verdad y Su Palabra es la verdad.

Porque su autor es el Dios de la verdad.

5 En tus manos encomiendo mi espíritu; ¡ponme a salvo, Señor, Dios de laverdad! Salmos 31:5.

Su verdad llega hasta los cielos.

4 pues tu bondad es más grande que los cielos; ¡hasta las nubes llega tuverdad! Salmos 108:4.

Sólo esta verdad puede santificarnos:

17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. Juan 17:17.

Él es Dios Soberano y Sus palabras son verdad:

28 Pues tú eres Dios, oh Señor Soberano; tus palabras son verdad… 2Samuel 7: 28ª.

La Biblia es verdadera porque Aquel que inspiró las palabras escritas en ella es Verdadero.

La verdad es Su naturaleza. Dios no puede mentir, Él siempre habla la verdad.

2 Esta verdad les da la confianza de que tienen la vida eterna, la cualDios —quien no miente— les prometió antes de que comenzara el mundo. Tito 1:2 –NTV.

A diferencia de nosotros…

19 Dios no es un simple mortal para que mienta o cambie de parecer. Si élhabla, ciertamente actúa; si él dice algo, lo lleva a cabo. Números 23:19.

29 El Señor, que es la Gloria de Israel, no miente ni se arrepiente. ElSeñor no es un ser humano, para arrepentirse.» 1 Samuel 15:29.

Por eso Sus palabras son la verdad absoluta y no pueden ser otra cosa que la verdad absoluta.

Su Palabra nos muestra las cosas tal como son realmente, cómo serán y cómo fueron, pues ¡Son eternas!

35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Mateo24:35.

Detengámonos a pensar en esta verdad tan poderosa.

¿Qué quiere decir que sus palabras son eternas? Quiere decir que son estables, no cambian ni fluctúan.

¡Jamás encontraremos a Dios ambiguo o indeciso en algo!

Su verdad es inalterable.

Queridos, Dios quiere que entendamos nuestra necesidad absoluta de Su Palabra ¡Sus palabras son alimento para nuestras almas!

Y por favor, esta no es una frase bonita que la aprendí de un meme, o foto de las redes sociales.

La misma Biblia dice que solamente podemos vivir por las palabras que salen de la boca de Dios.

4 Jesús respondió: «Escrito está: “No sólo de pan vive el hombre, sinode toda palabra que sale de la boca de Dios.”» Mateo 4:4.

¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que nuestra alma va a funcionar bien si la alimentamos apropiadamente, de la misma manera que nuestros cuerpos funcionan si están bien alimentados.

Dejar la Palabra de Dios no solamente es un pecado ¡Es un suicidio!

Cuántos creyentes están presos de la amargura, la tristeza, la preocupación desmedida, el afán, incluso al borde del suicidio porque sus almas están desfalleciendo por falta de alimento.

Cuántos creyentes son presas fáciles del pecado que aún habita en sus cuerpos, el diablo les amedrenta y no pueden luchar ni defenderse porque están cansados y debilitados por lo mismo.

¡Aliméntate! “come” las promesas de Dios.

Estoy convencido que lo único que puede darnos fuerzas espirituales para vivir y luchar las batallas espirituales y del alma es una buena dieta en las promesas de la Palabra de Dios.

¿Por qué son tan importantes las promesas de la Palabra de Dios? Este es el siguiente punto.

2.4. Las promesas de Dios son verdad porque Dios las mantiene.

La carta a los Hebreos dice:

23 Mantengamos firme y sin fluctuar la esperanza que profesamos, porquefiel es el que prometió. Hebreos 10:23.

La única forma de estar firmes sin titubear, sin fluctuar es por la esperanza de Sus promesas.

La fidelidad de Dios es tan absoluta como su verdad.

La fidelidad de Dios también alcanza “hasta las nubes.”

5 Pero tu misericordia, Señor, llega a los cielos; ¡tu fidelidad seextiende hasta las nubes! Salmos 36:5.

Su fidelidad es eterna.

23 ¡Grande es su fidelidad, y cada mañana se renueva! Lamentaciones 3:23.

Queridos, Dios es fiel porque Él cumple Sus promesas.

Él es un Dios que cumple sus pactos, nunca falla a aquellos que confían en Su Palabra.

¡Llénate de las promesas de Dios!

Una forma de hacerlo es memorizarlas, escribirlas y ponerlas en lugares donde las vamos a ver todos los días.

Otra forma muy buena de llenar nuestra alma de las promesas de Dios es por medio de las canciones.

En nuestra congregación tenemos una política muy importante acerca de las canciones que cantamos.

Las canciones no se escogen por la música, sino por la letra.

El hermano director del ministerio junto con el pasto examinan las letras y que sean realmente bíblicas.

Así que aprovecha de estas canciones, apréndelas, cántalas.

Haz lo que sea necesario, lo que te guste más, si quieres puedes bordar las promesas de Dios o pintarlas. Pero llénate de Sus promesas.

3. conclusión y aplicación.

Queridos hermanos, como dije al comienzo, este mundo anda inmerso en una filosofía de relativismo, hay desprecio a toda aquella enseñanza que diga que existe una verdad absoluta.

Nos ven como locos que aún viven con mentes de la edad media, arcaicos e innecesarios por creer que la Biblia es verdad.

Sin embargo, tarde o temprano, el camino que transitan de “libertad” (que en realidad es libertinaje) y de relativismo (que en el fondo es incertidumbre) les va a conducir a la decadencia.

Muchos se van a dar cuenta que un estilo de vida sin verdad es irracional, es como subirse a un barco sin timón y esperar tener un viaje placentero.

Cuando sus vidas experimenten los dolores y la degradación de sus propias formas de pensar, ellos van a necesitar alguien que les diga: “Aquí está la verdad”.

Cuando los jóvenes de hoy sean los viejos agobiados y hastiados de mañana por haber vivido sin la verdad en sus vidas, ellos van a necesitar verdad, dirección, orientación.

Ahí debemos estar nosotros listos con nuestra fe firme, nuestro amor desbordante y nuestro conocimiento bíblico sólido.

Creo firmemente que estas palabras del apóstol Pablo a Timoteo son más relevantes que nunca para nosotros hoy:

15 Procura con diligencia presentarte ante Dios aprobado, como obrero queno tiene de qué avergonzarse y que usa bien la palabra de verdad. 2 Timoteo2:15.

Oremos.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: