(5) Sobre el Espíritu Santo


Escucha el sermón en línea:


Lee el mensaje:

Artículo V.

El espíritu Santo,procede del Padre y del Hijo, es de una misma substancia, Majestad, y Gloriacon el Padre, y con el Hijo, verdadero y Eterno Dios.

1. Introducción.

Hermanos, aquello que llegamos a creer, especialmente acerca de Dios, va a determinar cómo vivimos en lo práctico, en el día a día.

Los primeros cristianos pudieron soportar toda clase de tribulaciones y dificultades porque tuvieron fuertes convicciones teológicas.

Ellos llegaron a transformar su mundo por causa de sus convicciones. Queridos, nunca despreciemos la teología.

Una buena teología puede guiarnos a vivir vidas piadosas, mientras que una mala teología siempre nos va a encaminar en una mala dirección. Siempre.

Por eso he decidido que estudiemos la teología que nuestra iglesia anglicana profesa en los Treinta y Nueve Artículos de la Religión.

Hoy vamos a reflexionar acerca de la Tercera Persona de la Trinidad, el Espíritu Santo.

2. Puntos de Enseñanza.

No vamos a poder decir todo lo que las Escrituras dicen sobre el Espíritu Santo.

Y aunque tuviéramos todo el tiempo del mundo e hiciéramos una teología profunda de la enseñanza bíblica acerca del Espíritu Santo; no terminaríamos de comprender Su grandeza.

Si ves nuestro artículo es bastante sucinto, resumido y sencillo. No es elaborado. Porque los reformadores sabían que es ridículo siquiera pensar que alguien sería capaz de explicar el Espíritu Santo.

La Biblia dice que nosotros no podemos comprender completamente a Dios. Punto. Él es eterno, es demasiado grande.

Hay cosas acerca de Dios que son misteriosas y secretas. Cosas que nunca vamos a conocer y comprender plenamente de Él.

29 »Las cosas secretas pertenecen al Señor nuestro Dios, pero lasreveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para quecumplamos todas las palabras de esta ley. Deuteronomio 29:29.

Pero la Biblia también dice que hay cosas que sí nos han sido reveladas y nos pertenecen, son para nosotros.

Vamos a examinar aquellas cosas que sí han sido reveladas en las Escrituras acerca del Espíritu Santo.

Me interesa de forma especial revisar lo que el Espíritu hace en nuestras vidas.

No vamos a poder decir todo lo que dice la Biblia sobre la Persona del Espíritu Santo. De hecho, creo que nunca podremos saberlo todo de Él. Pero recuerda que el punto no es entender todo de Dios, sino adorarle y amarle.

Así que dispongamos nuestros corazones para escuchar la Palabra de Dios.

2.1. El Espíritu es una persona.

Un error muy común es caer en el error de pensar que el Espíritu es una cosa. Una “energía” o “poder” como si fuera algo que podemos controlar o manipular.

En Juan 14.17 leemos:

17 … el Espíritu de verdad, al cual el mundo nopuede recibir porque no lo ve, ni lo conoce; pero ustedes lo conocen, porquepermanece con ustedes, y estará en ustedes.

Aquí Jesús dice claramente que al Espíritu se lo puede conocer. De hecho, Él vive en nosotros. Esto nos habla de relación.

Según Pablo en 2 Corintios 13:14, la comunión es del Espíritu Santo. Esto quiere decir que podemos tener comunión con Él, y con otros cristianos que tienen el mismo Espíritu viviendo en ellos.

14 Que la gracia del Señor Jesucristo, el amorde Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos ustedes. Amén.

2.2. El Espíritu es completamente Dios.

Esta es la verdad expresada en nuestro artículo número cinco. El Espíritu es Dios.

El no es diferente, tampoco es inferior o una expresión de Dios, tampoco es una ser distinto a Dios Padre y Dios Hijo.

El artículo dice que son de la misma substancia. Eso quiere decir que tiene todos los atributos y en su totalidad es igual y enteramente Dios, en nada diferente, en nada inferior o superior, de la misma naturaleza y gloria.

En el libro de Hechos encontramos la reprensión que Pedro le hace a Ananías:

3 Entonces Pedro le dijo: «Ananías, ¿por qué lepermitiste a Satanás que entrara en ti para mentirle al Espíritu Santo ysustraer parte de tu dinero?

Y luego:

¿Acaso el terreno no era tuyo? Y, si lovendías, ¿acaso no era tuyo el dinero? ¿Por qué decidiste hacer esto? No leshas mentido a los hombres, sino a Dios.»

En estos versos vemos que Pedro se refiere al Espíritu Santo explícitamente como Dios.

2.3. El Espíritu Santo es eterno y Santo.

Leemos en el evangelio de Juan que Jesús les prometió que el Espíritu Santo estaría con ellos por siempre.

16 Y yo rogaré al Padre, y él les dará otro Consolador, para que esté conustedes para siempre: Juan 14:16

Y en la carta a los Hebreos leemos Jesús se ofreció a sí mismo “sin mancha a Dios” por medio del “Espíritu eterno.”

14 ¡cuánto más la sangre de Cristo, que por medio del Espíritu eterno seofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará de obras muertas nuestraconciencia, para que sirvamos al Dios vivo! Hebreos 9:14

El Espíritu Santo no es una fuerza caprichosa que va y viene como el viento. Él es un ser eterno, Santo, digno de adoración y reverencia.

4 pero que conforme al Espíritu de santidad fue declarado Hijo de Dioscon poder, por su resurrección de entre los muertos. Romanos 1:4

Esto es muy importante para nosotros.

5 Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor ennuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado. Romanos 5:5

Porque si el Espíritu es verdaderamente Santo como Dios es Santo (y lo es) y vive en nosotros, entonces nuestros cuerpos son santuarios ante Dios.

Las Escrituras afirman categóricamente que nuestros cuerpos son templos del Espíritu Santo.

19 ¿Acaso ignoran que el cuerpo de ustedes es templo del Espíritu Santo,que está en ustedes, y que recibieron de parte de Dios, y que ustedes no sondueños de sí mismos? 1 Corintios 6:19

Tan a menudo nos descontentamos de nuestros cuerpos. Sin embargo ¡ellos son el lugar donde Dios ha decidido que Su Espíritu habite!

Aprendamos a tratar nuestros cuerpos con el respeto que se merecen.

No los menospreciemos, cuidémoslos con respeto y mesura. Y tampoco los idolatremos convirtiéndolos en el centro de nuestra vanidad.

2.4. El Espíritu Santo ora por nosotros.

El apóstol Pablo enseña:

27 Y el Padre, quien conoce cada corazón, sabe lo que el Espíritu dice,porque el Espíritu intercede por nosotros, los creyentes, en armonía con lavoluntad de Dios. Romanos 8:27 NTV.

Esta verdad es increíblemente tranquilizadora para los creyentes.

Muchas veces en mi vida me he encontrado en circunstancias o momentos donde no he sabido cómo orar; por mí o por otros.

Hay momentos en los que uno no sabe qué decir, qué pedir o cómo pedirlo.

Hay otros momentos en los que simplemente pedimos cosas tontas o sin saber.

Recuerdo que en el seminario tuve una materia que no estudié con dedicación, y llegó el día del examen.

Y mientras iba camino a clases recuerdo que me puse a orar mentalmente pidiendo que me vaya bien ¿Qué crees que pasó?

Yo creo que el Espíritu Santo estaba orando también, y mejor que yo. Él sabía que yo necesitaba trabajar mis hábitos de estudio y necesitaba más humildad.

Así que seguramente Él le pidió al Padre que no me vaya bien, porque me fue mal. Y tuve que repetir el examen y mejorar mi dedicación al estudio.

Podemos “meter la pata” al orar, podemos ser egoístas o torpes para orar, a veces las circunstancias pueden superarnos y no vamos a saber qué orar.

¡Pero podemos tener la confianza plena que el Espíritu Santo conoce nuestros corazones y también conoce lo que más nos conviene! y Él intercede en nuestro lugar.

Así que ora querido hermano, con la confianza que tu oración será encaminada, mejorada, incluso corregida por el Espíritu Santo.

2.5. el Espíritu Santo tiene sentimientos.

Otra enseñanza muy impactante en el Nuevo Testamento es que podemos enojar al Espíritu de Dios.

10 Pero ellos fueron rebeldes y provocaron el enojo de su Santo Espíritu.Por eso él se volvió su enemigo y luchó contra ellos. Isaías 63:10

Y también podemos entristecerle.

30 No entristezcan al Espíritu Santo de Dios, con el cual ustedes fueronsellados para el día de la redención. Efesios 4:30

El Espíritu de Dios es quien nos une a Cristo y por medio de Cristo estamos unidos al Padre.

En otras palabras: podemos tener comunión con Dios por medio de su Espíritu Santo.

Por lo tanto, Él es ofendido y lastimado cuando nosotros generamos un quiebre en nuestra relación con Dios y también cuando dañamos nuestra relación con otras personas que comparten el mismo Espíritu.

¿Alguna vez pensaste por qué es tan terrible en las Escrituras que los hermanos estén enojados? ¿Por qué se nos ordena que el sol no se ponga si estamos enojados?

Porque el mismo Espíritu que nos une a Dios, también nos une entre nosotros.

Cada vez que pecamos, herimos a Dios. Cada vez que ese pecado afecta a un hermano en la fe, también herimos a Dios.

Queridos hermanos, tengamos mucho cuidado con nuestro trato.

No estoy diciendo que nunca nos enojemos, tampoco que nunca pequemos contra nuestros hermanos porque eso es irreal.

Siendo humanos, somos falibles y tarde o temprano nuestro pecado va a afectar a otro. Consciente o inconscientemente va a suceder.

Lo que estoy diciendo es que, cuando eso suceda ¿Qué vas a hacer? ¿te vas a replegar en una burbuja lleno de autocompasión?, ¿vas a dejar que el desánimo se aferre a tu corazón?

El desánimo es contagioso, es como una enfermedad que se esparce a las vidas de otros fácil y rápidamente.

Si has sido defraudado por un hermano en la fe, si has sido herido ¡No te lo guardes! ¡háblalo con él o ella! No lo comentes con otros, no te mientas diciendo que va a pasar con el tiempo.

Cuántas personas siguen arrastrando heridas del pasado y no pueden progresar en su vida de fe y se preguntan por qué.

Porque no han dejado el dolor, siguen mirando atrás y lamentándose lo que fue o lo que no fue o pudo haber sido.

Dios quiere que miremos para adelante, que resolvamos los problemas y con el poder de Su Espíritu perdonemos, pidamos perdón, y sigamos.

¡No dejes que el desánimo se asiente en tu corazón! El mismo Espíritu que le dio a Jesús el poder para ir a la cruz con firmeza está en ti.

Es también el mismo Espíritu que acompañó a Daniel y a sus amigos en el foso de los leones y en el horno de fuego, el mismo Espíritu que llevó a un joven David a enfrentar al gigante.

Es el mismo Espíritu que llevó a los apóstoles a predicar el Evangelio por todas partes hasta dar sus vidas por Cristo. Y el mismo Espíritu que sostuvo a miles de cristianos a ser fieles a Dios por los siglos.

¡Él está en ti si tu has depositado tu confianza en Jesús!

Estoy convencido que si el pueblo de Dios realmente se preocupa de no entristecer al Espíritu Santo habría muy poco desánimo, muy poca división y tristeza en las iglesias.

No se trata de que exista falta de fe, lo que existe es falta de interés. Simplemente no nos parece tan grave causar dolor y tristeza a nuestro Señor.

18 Hagan todo lo posible por vivir en paz con todos. Romanos 12:18 NTV.

2.7. el Espíritu Santo es soberano, hace lo que quiere.

En 1 Corintios leemos que los dones del Espíritu Santo los reparte Él según como Él quiera.

11 Es el mismo y único Espíritu quien distribuye todos esos dones. Sóloél decide qué don cada uno debe tener. 1 Corintios 12:11.

Este es un poderoso recordatorio acerca de quién está realmente en control.

Nosotros no decidimos qué don vamos a recibir, nosotros no escogemos ni decidimos lo que la iglesia necesita. Dios lo hace. El Espíritu decide.

Por un buen tiempo estuve triste y casi estresado de que no veía dones grandiosos en mi iglesia.

Uno visita otras iglesias o escucha de hermanos de otras iglesias que tienen el tremendo grupo de hombres, el gran ministerio para los indigentes.

O que tal pastor tiene tantos líderes que enseñan y predican la Palabra o dirigen actividades y coordinan muchas cosas.

Y uno es tentado a pensar que no tenemos lo mismo, que somos menos que las otras iglesias, que Dios no ha sido justo con nosotros.

Hasta que la Biblia te da un buen “cállate y aprende” con versos como este.

Y te dice “YO SOY el que decide qué tienes y qué no tienes ¿Crees por un segundo que yo me he olvidado de ti y de tu congregación? ¿Crees que el Todopoderoso es capaz de cometer un error? ¿Crees que me puedo equivocar y que no sé qué es lo que necesitan?

Queridos hermanos tenemos todo lo que necesitamos. Nada nos falta. Quizá nos falta solamente reconocerlo, dejar de mirar a los costados y comenzar a servir al Señor. Esto lo hace el Espíritu Santo.

2.7. El Espíritu es Omnipotente, Omnipresente y Omnisciente.

Esas son palabras teológicas que básicamente quieren decir que el Espíritu es todopoderoso.

6 … No es por el poder ni por la fuerza, sino por mi Espíritu, dice elSeñor de los Ejércitos Celestiales. Zacarías 4:6b, NTV.

Él todo lo sabe.

10 … porque el Espíritu lo examina todo, aun las profundidades de Dios. 1Corintios 2:10b.

Y está en todas partes.

7 ¿Dónde puedo esconderme de tu espíritu? ¿Cómo podría huir de tupresencia? 8 Si subiera yo a los cielos, allí estás tú;
si me tendiera en el sepulcro, también estás allí. Salmos 139:7-8

Estos son atributos de Dios que sobrepasan nuestra capacidad de comprensión.

3. Conclusión – Aplicación.

En Isaías leemos:

13 ¿Quién puede dar consejos al Espíritu del Señor? ¿Quién sabe losuficiente para aconsejarlo o instruirlo? Isaías 40:13, NTV.

Queridos hermanos, nunca vamos a ser capaces de medir o comprender los atributos de Dios completamente, pero que estas cosas que han sido reveladas a nosotros en las Escrituras nos conduzcan a alabar a Dios.

Quiero terminar el sermón de hoy levantando tu ánimo con 10 cosas que el Espíritu Santo hace en las vidas de los cristianos.

Mientras voy dando esta lista, no las contemples como una lista de mercado, o una lista de cosas bonitas.

Mientras voy diciendo esta lista abre tu corazón, pide en oración mientras vas escuchando, que Dios grabe en tu interior estas poderosas verdades.

Mientras voy diciendo esta lista abre tu mente déjate llevar por las maravillosas promesas de lo que Dios hará en tu vida si tan solo confías en Él. Escucha.

  1. El Espíritu Santo nos ayuda a hablar cuando es necesario que el Evangelio sea predicado. Él te dará las palabras ¡Abre tu boca!

10 Pero antes tendrá que proclamarse el evangelio a todas las naciones… nose preocupen por lo que deben decir, sino sólo digan lo que en ese momento lessea dado decir. Porque no serán ustedes los que hablen, sino el Espíritu Santo.Marcos 13:10-11.

  • El Espíritu Santo es tu consejero. Él te recuerda lo que necesitas saber. Él es quien te consuela, quien te aconseja, quien te alienta y quien te da fuerzas. Él te guía ¡No desfallezca tu ánimo!

10 Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios. Que tu buen Espíritume lleve hacia adelante con pasos firmes. Salmos 143:10, NTV.

  • El Espíritu Santo es el que lleva a la gente que escuchó el mensaje del Evangelio al verdadero arrepentimiento y conversión. Por lo tanto, no eres tú quien convence o convierte a las personas, simplemente entrega el mensaje y deja el resultado al Espíritu Santo.

8 Pero cuando venga sobre ustedes el Espíritu Santo recibirán poder, yserán mis testigos en Jerusalén, en Judea, en Samaria, y hasta lo último de latierra.» Hechos 1:8.

  • El Espíritu Santo nos libera de aquellos pecados que nosotros no podemos renunciar por nuestra propia cuenta. Este es un proceso que opera durante toda nuestra vida junto al Espíritu Santo.

2 y porque ustedes pertenecen a él, el poder del Espíritu que da vidalos ha libertado del poder del pecado, que lleva a la muerte. Romanos 8:2.

  • Por medio del Espíritu Santo hemos sido adoptados como hijos de Dios. Esto nos permite tener una intimidad real con el Padre. En lugar de una relación de miedo y de esclavitud, el Espíritu nos da testimonio de que somos hijos de Dios.

15 Pues ustedes no han recibido un espíritu que los esclavice nuevamenteal miedo, sino que han recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos:¡Abba, Padre! Romanos 8:15.

  • El Espíritu Santo nos convence de pecado. Él lo hace la primera vez para que podamos entrar en una relación con Dios y lo continúa haciendo mientras esta relación continúa el resto de nuestras vidas en la tierra.

7 Pero les digo la verdad: les conviene que yo me vaya; porque si no mevoy, el Consolador no vendrá a ustedes; pero si me voy, yo se lo enviaré.8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y dejuicio. Juan 16:7-8.

  • El Espíritu Santo trae vida y libertad. Donde está el Espíritu Santo hay verdadera libertad ¡Eres libre gracias al Espíritu!

17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor,allí hay libertad. 2 Corintios 3:17.

  • Por el poder del Espíritu Santo tenemos esperanza abundante porque nuestro Dios es un Dios de esperanza que llena a Sus hijos con todo gozo y paz.

13 ¡Que el Dios de la esperanza los llene de todo gozo y paz en la fe,para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo! Romanos 15:13.

  • Como miembros del Reino de Dios, a cada uno de nosotros el Espíritu Santo nos ha dado dones para poder servir y ayudarnos mutuamente.

7 A cada uno de nosotros se nos da un don espiritual para que nosayudemos mutuamente. 1 Corintios 12:7, NTV.

  1. El producto de ser guiados por el Espíritu de Dios incluye las siguientes cosas: amor, gozo, paz, paciencia, gentileza (o benignidad), bondad, fe, humildad (o mansedumbre), control propio (o templanza). Estas cosas se van a desarrollar en tu vida en la medida que el Espíritu Santo va trabajando en ti ¡Y será para la Gloria de Dios!

22 Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad,bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza. Contra tales cosas no hayley. Gálatas 5:22-23.

Oremos.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: