(2-4) Sobre el Hijo de Dios.

Escucha el sermón en línea:


 


Lee el mensaje:

ARTÍCULO II.

EL Hijoque es el Verbo del Padre, engendrado del Padre desde la eternidad, Diosverdadero y eterno, y de la misma sustancia que el Padre, adoptó la naturalezahumana en el vientre de la bienaventurada Virgen, de la sustancia de ella demodo que dos naturalezas completas y perfectas, divinidad y humanidad, seunieron en una misma Persona para no separarse jamás, de lo cual resultó unsolo Cristo, verdadero Dios y verdadero Hombre; que verdaderamente sufrió, fuecrucificado, muerto y sepultado para reconciliarnos con su Padre, y para ser unsacrificio no solo por a culpa original, sino también por todos los pecadosactuales de los hombres.

Del Hijo de Dios, su naturaleza y su Encarnación.

Para muchas personas hay cosas del cristianismo y de la Biblia que son muy difíciles de creer y aceptar. Por ejemplo.

La expiación. La enseñanza que la muerte de Jesús nos perdona de todos nuestros pecados. ¿Cómo la muerte de un solo hombre puede servir para remediar todos los pecados? Escapa a la lógica.

Otra enseñanza difícil de creer o asimilar es la resurrección. ¿Cómo creer que Jesús se levantó físicamente de la muerte?

¿No es más lógica la teoría que dice que en realidad se despertó de un desmayo y que luego Jesús se fue a vivir a otro lugar?

¿Acaso no es más aceptable la teoría de que los discípulos robaron el cuerpo de Jesús para luego decir que había resucitado?

Otra enseñanza difícil es del nacimiento virginal. ¿Cómo aceptar semejante anormalidad biológica, una virgen concibiendo un hijo?

También están los milagros, para muchos son piedra de tropiezo. Se puede aceptar algunas sanidades, pero ¿creer que Jesús caminó sobre las aguas?, ¿que alimentó a miles o resucitó a los muertos?

Estos relatos suenan a un libreto de una película de fantasía para muchas personas cercanas a nosotros. Amigos, incluso familiares.

Sin embargo, la verdadera dificultad no está en ninguno de esos puntos.

El verdadero escándalo, la enseñanza cristiana más difícil de aceptar no tiene que ver con la vida, milagros, muerte y resurrección.

La enseñanza más polémica tiene que ver con el mensaje de la navidad. En el nacimiento de Jesús, la fe cristiana afirma que Dios se hizo hombre.

Dios eterno en la tierra, en la forma de un niño indefenso, mirando a su alrededor como todos los bebés, haciendo los movimientos y sonidos típicos de un bebé, necesitado de alimento y atención.

¡Ni el autor más imaginativo de fantasía podría ofrecer algo tan fantástico como la doctrina cristiana de la encarnación!

El artículo 2 de la iglesia anglicana expresa nuestra creencia en esa doctrina esencial.

Y esta enseñanza es la verdadera piedra de tropiezo, que hizo tropezar a judíos, musulmanes, testigos de Jehová y muchos otros.

Creer que Dios se hizo hombre no es fácil para la mente humana. Los milagros se pueden creer, pero que Dios se hizo hombre es terreno resbaladizo para muchos.

Sin embargo, la doctrina de la Encarnación da el verdadero sentido a todos los demás temas en las Escrituras.

Si Jesús no era más que un hombre santo, sería imposible creer que Él tuviera autoridad para ordenarle a los vientos y al mar que se tranquilicen, o que haga milagros como resucitar muertos.

Pero si Jesús es Dios hecho hombre, el Creador Eterno humanado, entonces Sus milagros y Sus palabras tienen sentido.

Mecostaría mucho creer que un hombre, por muy sabio e iluminado que sea, selevante por sí mismo de la muerte. Es un hombre como yo después de todo. Pero no seríaextraño que el autor mismo de la vida triunfase sobre la muerte resucitando.

Hermanos,lo que estoy diciendo es que la Encarnación del Verbo es esencial para la fe ypara la doctrina cristiana.  Si nocreemos que Jesús hombre es enteramente Dios, entonces todas las demás cosasque creemos no tienen sentido. LaEncarnación es un misterio insondable, pero le da sentido a toda la enseñanza delNuevo Testamento.

El artículo afirma que JESÚS es enteramente Dios. Podemos decir 2 cosas bíblicamente acerca del niño en el pesebre.

1° ESE NIÑO ERA DIOS.

El NuevoTestamento identifica constantemente a ese niño como el “Hijo único de Dios”,el “Hijo unigénito”. Algunoshan objetado ¿Acaso al ser “hijo” no le hace inferior que al “Padre”? despuésde todo, un hijo no es superior que su padre. El apóstolJuan se hizo las mismas preguntas y las resolvió cuando escribió su evangelio.

En tiempos de Juan, “Hijo de Dios” podía tener dos interpretaciones:

  1. Para los judíos: el Mesías humano, sucesor y heredero del Rey David, que establecería el reino político de Israel.
  2. Para los griegos: un “hijo de dios” era un superhombre nacido de la unión de un dios con una mujer.

Juan quería asegurarse de que Jesús no fuera mal entendido en el sentido judío y tampoco en el sentido griego. Así que escribió. En ningúnotro lugar se explica con tanta claridad la naturaleza y el carácter divino delHijo de Dios que en Juan 1. Juan apropósito no comienza a hablar del “Hijo de Dios”, sino que él ocupa otrotérmino para referirse a Jesús: “El Verbo” (la Palabra). 

Juan dice 7 cosas acerca de Jesús, el Verbo, en los primeros versos de su evangelio:

  1. En el principio era el Verbo (v.1). Aquí Juan establece la eternidad del Verbo. Cuando todas las cosas comenzaron, Él YA ERA.
  2. Y el Verbo era con Dios (v. 1). Aquí establece la personalidad del Verbo. Él no es un poder o fuerza sobrenatural, se trata de alguien, una persona que está en una relación eterna de comunión con Dios.
  3. Y el Verbo era Dios (v. 1). Aquí establece la Deidad del Verbo. Si bien el Verbo es distinto del padre en persona, no es un ser creado, es divino como el Padre lo es.
  4. Todas las cosas por Él fueron hechas (v. 3). Aquí establece su función creadora. El Verbo fue por medio de quien el Padre creó todas las cosas. Todo ha sido hecho por medio de Él. Él no fue creado.
  5. En Él estaba la vida (v. 4). Aquí Juan establece que el Verbo es el dador de vida. En todas las cosas creadas no hay vida fuera de Él. Él sostiene y da vida a todas las cosas ¿Cuál es el origen de la vida? La vida la da y la mantiene el Verbo.
  6. Y la vida era la luz de los hombres (v. 4). Aquí establece que el Verbo es el que da revelación. Junto con la vida, Él da luz. Ningún ser humano puede llegar a obtener conocimiento ni sabiduría ni revelación fuera del Verbo. Él es la sabiduría misma de Dios, el dador de luz.
  7. Y aquel Verbo fue hecho carne (v. 14). Aquí establece que Dios se hizo hombre. El niño en el pesebre era el Verbo encarnado, el Señor de Vida y sabiduría, eterno con el Padre envuelto en pañales.

Y luego de haber dicho todo eso acerca del Verbo, recién Juan lo identifica como el “Hijo de Dios” en el verso 14:

14 Y la Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria(la gloria que corresponde al unigénito del Padre), llena de gracia y deverdad.

Y luego es confirmado en el verso 18:

18 A Dios nadie lo vio jamás; quien lo ha dado a conocer es el Hijounigénito, que está en el seno del Padre.

¿Ves la intención de Juan? Él quiere que cada vez que leamos del Hijo de Dios, entendamos que se trata del Verbo. Es decir: Dios.

Cada vez que escuches o leas del Hijo de Dios, recuerda que la Biblia está hablando de Jesús como Dios encarnado.

2° Ese niño era Dios hecho hombre.

Lo segundo que la Biblia afirma del niño en el pesebre es que, al encarnarse, no dejó de ser Dios ni por un poquito.

Este es el grande misterio de la Encarnación que sobrepasa nuestra lógica y pensamiento. Dios se hizo hombre sin perder o disminuir ningún atributo divino.

Cuando Jesús nació, no hubo una sustracción en la Trinidad. Él no dejó de ser Divino, sino que había comenzado a hacerse hombre.

El artículo dice:

…adoptó la naturaleza humana en el vientre de la bienaventurada Virgen, de la sustancia de ella demodo que dos naturalezas completas y perfectas, divinidad y humanidad, seunieron en una misma Persona para no separarse jamás, de lo cual resultó unsolo Cristo, verdadero Dios y verdadero Hombre…

Enteramente humano. El que había creado al hombre, ahora probaba ser hombre. El que había juzgado y expulsado al diablo, ahora se encontraba en un estado en el que podía ser tentado.

17 Por eso le era necesario ser semejante a sus hermanos en todo: paraque llegara a ser un sumo sacerdote misericordioso y fiel en lo que a Dios serefiere, y expiara los pecados del pueblo. Hebreos 2:17.

¡Y fue tentado en todo! Pero Él luchó en su humanidad, no valiéndose de sus atributos divinos, y triunfó sobre el pecado.

15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse denuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo de la misma manera quenosotros, aunque sin pecado. Hebreos 4:15.

El creador de todas las cosas se sometió a sí mismo al hambre, el cansancio y la muerte. Esto es algo que nunca lograremos comprender a cabalidad ¿Cómo el inmortal puede morir? La encarnación tiene misterios demasiado grandes. Sin embargo, la Biblia nos lleva a adorar a este Dios que se encarnó por amor.

Porque Dios se encarnó para morir.

6 quien, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios comocosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo y tomó formade siervo, y se hizo semejante a los hombres; 8 y estando en lacondición de hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte,y muerte de cruz. Filipenses 2:6-8.

La encarnación nos enseña que, al final, es la cruz y no el pesebre la que está en el centro de la revelación. Jesús nació para morir.

2 Corintios 8.9 nos da el significado de la encarnación:

9 pues ustedes ya conocen la gracia de nuestro Señor Jesucristo que, poramor a ustedes, siendo rico se hizo pobre, para que con su pobreza ustedesfueran enriquecidos. 2 Corintios 8:9.

El Hijo de Dios tomó nuestra naturaleza no solamente como un maravilloso e inexplicable milagro, sino que lo hizo como la expresión más sublime de Su gracia.

El Hijo de Dios se encarnó para ofrecernos el perdón y la reconciliación con su Padre por medio de Su propio sacrificio.

Cuando la Biblia dice que Él se “hizo pobre” o “se despojó de sí mismo” no está sugiriendo que el Hijo de Dios disminuyó o rebajó su Deidad o que tuvo que renunciar a alguna de Sus cualidades divinas.

“Hacerse pobre” y “despojarse de sí mismo” están en el contexto de rebajar Su gloria y Su dignidad, no Sus atributos o poderes divinos.

La Biblia es clarísima en cuanto a que Jesús es omnipotente:

18 Jesús se acercó y les dijo: «Toda autoridad me ha sido dada en elcielo y en la tierra. Mateo 28:18.

También en cuanto a la omnipresencia de Jesús:

20 Enséñenles a cumplir todas las cosas que les he mandado. Y yo estarécon ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.» Amén. Mateo 28:20.

10 El que descendió, es el mismo que también ascendió por encima de todoslos cielos, para llenarlo todo. Efesios 4:10.

Y la omnisciencia de Jesús:

17 Y la tercera vez le dijo: «Simón, hijo de Jonás, ¿me quieres?» Pedrose entristeció de que la tercera vez le dijera «¿Me quieres?», y le respondió:«Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero.» Jesús le dijo: «Apacientamis ovejas. Juan 21:17.

Artículo III.

Así comoCristo murió por nosotros y fue sepultado, debe también creerse que descendió alos infiernos.

Este artículo es confuso a primera vista. Esto se debe a que no estamos tan familiarizados con el tema que está expresando. El tercer artículo está escrito en conformidad con el Credo de los Apóstoles cuando habla de la muerte de Cristo dice prácticamente lo mismo. Incluso el mismo credo resulta confuso ¿a cuál infierno descendió Jesús?

A lo largo de los años han surgido variosintentos de explicar esa frase en el credo que también está en nuestrosartículos.  No voy a hablar de esos intentos de aclarar la confusión, sino que prefiero explicarles cuál tiene mayor fundamento bíblico y por lo tanto, explica nuestro artículo.

Las Escrituras presentan claramente que Dios hecho hombre, de forma voluntaria se dirigió a la cruz. Dios voluntariamente aceptó el aislamiento, el maltrato, la malicia, incomprensión y la muerte por medio de la muerte más espantosa.

Pero ¿Cuán grave fue realmente lo que sucede en esa cruz? La respuesta es que lo que sucede allí es muchísimo más que dolor físico, dolor emocional y la muerte.

Lo que sucede en la cruz es algo tan terrible que Jesús gritó: “Dios mío, Dios mío ¿Por qué me has desamparado?” (Marcos 15.34).

¿Qué sucedió en la cruz?

Primero déjame explicar lo que ese desamparo NO es.

El desamparo del Padre al Hijo en la cruz no quiere decir que hubo una disminución en la Divinidad del Hijo, no hubo una separación de las personas de la Trinidad.

No quiere decir que la unidad de la Trinidad se quebró.

Lo que sí sucedió tiene que ver con el grito de Jesús. Es un grito de sufrimiento y dolor indescriptible.

Al gritar eso, Jesús estaba citando el salmo 22 que comienza exactamente con esas mismas palabras. Y ese salmo describe el dolor más grande e inimaginable.

Nuevamente nos lleva a la pregunta ¿Qué pasó en la cruz que convierte ese momento en el más terrible y oscuro de la historia?

En la cruz Jesús no llevó nuestros pecados como una persona que ayuda a otra a llevar una bolsa pesada. Él se hizo pecado.

21 Al que no cometió ningún pecado, por nosotros Dios lo hizo pecado,para que en él nosotros fuéramos hechos justicia de Dios. 2 Corintios 5:21.

Este pasaje es clave. En la cruz, Jesús se apropió de nuestra culpa y de nuestros pecados, los incorporó en sí mismo y los llevó de tal manera que él mismo se hizo pecado.

Es decir que, siendo inocente, se hizo culpable al punto de que Su Padre le iba a tratar como si Él hubiera cometido todos los pecados más abominables de toda la historia pasada, presente y futura de la humanidad.

Dios, el Padre, quien es Santísimo y Justo, quien odia el pecado y odia al pecador que lo comete, descargó toda su ira justa y santa en Su Hijo.

Jesús se convirtió en nuestra culpa y en el receptor de nuestro castigo.

5 Pero él será herido por nuestros pecados; ¡molido por nuestrasrebeliones! Sobre él vendrá el castigo de nuestra paz, y por su llaga seremossanados. Isaías 53:5.

El Hijo de Dios experimentó el infierno mismo en la cruz.

El enojo del Padre, el castigo, el reproche, la venganza, la separación por causa de todo el pecado humano.

Jesús descendió a esos profundos infiernos de castigo, desprecio y venganza de la ira Santa y Justa de su propio Padre.

En la cruz Él experimentó el descenso más profundo de su relación perfecta, eterna y siempre llena de amor.

El sufrimiento del infierno lo vivió allí cuando recibió de su Padre toda Su ira recibiendo el castigo con que Dios castiga a los más depravados y perversos.

Él murió la muerte que Dios había prometido a Adán y a Eva que sufrirían si se rebelaban contra Él.

El artículo y el credo nos hablan de la esencia misma del infierno en los eventos de la cruz. Jesús fue hecho maldición por nuestra causa.

13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, y por nosotros se hizomaldición (porque está escrito: «Maldito todo el que es colgado en un madero»),Gálatas 3:13.

Él sufrió el dolor y el castigo del infierno para que tú y yo no lo suframos ¡Eso es amor sin comparación! ¡Esa es misericordia sin par! ¡Tal es la gracia de nuestro Salvador!

Artículo IV.

Cristoverdaderamente resucitó de entre los muertos y recuperó su cuerpo con carne,huesos y todas las cosas que pertenecen a la integridad de la naturaleza humana;con ella ascendió al Cielo, y allí está sentado, hasta que regrese para juzgara todos los hombres en el día final.

El cuarto artículo habla de la doctrina de la resurrección.

¡El sepulcro no le detuvo! Aunque vivió el infierno mismo ¡Cristo venció al infierno!

Derrotó a Satanás y a la muerte misma cuando resucitó. ¡El Señor ha resucitado!

No fue una aparición, no fue una figura, una especie de fantasma lo que vieron sus discípulos, sino que resucitó corporalmente.

La evidencia Escritural es contundente. Jesús resucitado:

Pudo comer.

¡Miren mis manos ymis pies! ¡Soy yo! Tóquenme y véanme: un espíritu no tiene carne ni huesos,como pueden ver que los tengo yo.» 40 Y al decir esto, les mostrólas manos y los pies. 41 Y como ellos, por el gozo y la sorpresa quetenían, no le creían, Jesús les dijo: «¿Tienen aquí algo de comer?» 42Entonces ellos le dieron parte de un pescado asado, 43 y él lo tomóy se lo comió delante de ellos. Lucas 24:39-43.

Tomás podía tocar sus heridas si quisiera hacerlo.

27 Luego le dijo a Tomás: «Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acercatu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.» Juan20:27.

Esa es nuestra fe y seguridad y el cuarto artículo lo expresa maravillosamente.

3 En primer lugar, les he enseñado lo mismo que yo recibí: Que, conformea las Escrituras, Cristo murió por nuestros pecados; 4 que también,conforme a las Escrituras, fue sepultado y resucitó al tercer día; 5y que se apareció a Cefas, y luego a los doce. 6 Después se aparecióa más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos aún viven, y otrosya han muerto. 1 Corintios 15:3-6.

Conclusión.

Hermano, no sé la condición en la que te encuentres hoy día. Quizá muchos hoy se encuentren rodeados del desánimo. Quizá tu debilidad te ha llevado a un estado de duda y depresión.

La incertidumbre puede ser una herramienta poderosa en manos del diablo para tratar de arrebatarnos la esperanza, el gozo y la paz.

Pero recuerda la base de nuestra fe. Dios se hizo hombre, Dios se encarnó.

El Creador no está distante. El Rey y dueño del universo entero, de todo lo que hay, físico y espiritual, vino por ti y por mí, para rescatarnos, para darnos verdadera vida, para liberarnos del pecado y de la condenación.

Cualquiera sea tu problema, cualquiera sea tu dolor, cualquiera sea tu prueba, Jesús ya venció, Jesús ya se hizo cargo de tu problema mayor, Él ya compró para ti la salvación.

9 Con mucha más razón, ahora que ya hemos sido justificados en susangre, seremos salvados del castigo por medio de él. 10 Porque, sicuando éramos enemigos de Dios fuimos reconciliados con él mediante la muertede su Hijo, mucho más ahora, que estamos reconciliados, seremos salvados por suvida. 11 Y no sólo esto, sino que también nos regocijamos en Diospor nuestro Señor Jesucristo, por quien ahora hemos recibido la reconciliación.Romanos 5:9-11.

Levanta el ánimo en el nombre de Jesús. Afírmate en Él, pon tu mirada en Él y síguele.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: