(1) Sobre la Trinidad

Escucha el sermón en línea:


Lee el mensaje:

Hay un solo Dios vivo y verdadero, eterno, sin cuerpo,partes ni pasiones; de infinito poder, sabiduría y bondad; creador ypreservador de todas las cosas, tanto visibles como invisibles. Y en la UNIDADde esta DIVINIDAD hay TRES PERSONAS de una misma sustancia, poder y eternidad:El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Artículo I de los “39 Artículos de la Religión.”

1. Introducción.

¿Quién es Dios?

Antes de responder la pregunta ¿Quién soy yo? Es más importante responder la pregunta ¿Quién es el Creador?

La forma en que respondas a esa pregunta es vital. La forma en que respondas esa pregunta va a demostrar si tu fe está realmente puesta en el lugar correcto.

¡Sería algo terrible que no estés creyendo en el Dios verdadero!

Porque hay muchas religiones en el mundo. Muchas filosofías, muchas cosmovisiones, muchas posibles respuestas a la pregunta más ancestral ¿De dónde venimos?, ¿quién nos creó?

Si lees e investigas acerca de todas las religiones y filosofías del mundo que buscan responder a la pregunta de si existe un Creador, te darás cuenta de que lo que distingue al cristianismo de todas las religiones del mundo es la doctrina de la Trinidad.

Sin embargo, poder explicarla o definirla es muy difícil y ha sido un gran tema desde los albores de la iglesia.

Déjame decirte en primer lugar, que la palabra “Trinidad” no aparece en las Escrituras.

La palabra “Trinidad” comienza a ser utilizada por primera vez alrededor del siglo II d.C. (al parecer por el obispo Teófilo).

Sin embargo, por todas las Escrituras se pueden evidenciar claramente que la enseñanza acerca de Dios se puede resumir en tres poderosos enunciados:

  1. Dios es tres personas.
  2. Cada persona es completamente Dios.
  3. Hay un solo Dios.

Esta es la enseñanza de los profetas en el Antiguo Testamento, y la de Jesús y los apóstoles en el Nuevo Testamento.

Sabemos que los primeros cristianos se reunían el primer día de la semana (domingo) para “cantar himnos a Jesús como Dios”, dicen los historiadores.

Es decir, que para los primeros cristianos; mucho antes de que la palabra “Trinidad” surgiera para expresar la fe apostólica, ellos tenían la certeza de que Jesús era definitivamente Dios.

También sabemos que, desde muy temprano, los apóstoles y los primeros cristianos estaban convencidos de que el Espíritu Santo que moraba en ellos era Dios.

Y por muchos años esto fue aceptado por todos los creyentes a lo largo del mundo mientras la iglesia de Cristo iba creciendo.

¿Por qué fue necesario entonces llegar al concepto de “Trinidad”?

La respuesta es sencilla: comenzaron a surgir peligrosas herejías.

Las primeras intenciones de tratar de explicar cómo es que la iglesia adoraba a un solo Dios, sin embargo, reconocía que Jesús y el Espíritu Santo eran también Dios, originaron serios errores.

Por ejemplo. A comienzos del siglo II surgió la predicación que decía que Dios era uno solo, y que en el Antiguo Testamento se había presentado como el Padre, luego en el tiempo del Nuevo Testamento se presentó como el Hijo y después de Pentecostés se presentó como el Espíritu Santo.

Esta es una herejía. Herejía significa “división” y se refiere a una enseñanza contraria a las Escrituras que terminan confundiendo y dividiendo la Iglesia.

A ese pensamiento de que Dios se presentaba de distintos modos o con distintos “rostros” se le conoció como “Modalismo.”

Otros errores incluyen las enseñanzas de un monje llamado Arrio que decía que Jesús no era Dios, sino que fue creado y por lo tanto no podía ser divino o compartir atributos con el Padre.

Entonces los cristianos se vieron necesitados de aclarar la enseñanza Bíblica.

Esa necesidad dio origen a lo que hoy conocemos como la doctrina de la Trinidad.

Pero debo recordarles y remarcar que la doctrina no es un invento o algo que surge recién alrededor del siglo III.

Sino que los cristianos desde el comienzo adoraron a Jesús y al Espíritu Santo como Dios y al mismo tiempo mantuvieron la fe en la enseñanza del Antiguo Testamento de que hay un solo Dios.

La doctrina de la Trinidad nace como una sistematización de la fe antigua, una forma de combatir aquellos que trataban de traer herejías disfrazadas de “nueva enseñanza” a la Iglesia.

Y cuando llegamos a la época de la Reforma, los reformadores ingleses incluyeron la enseñanza apostólica acerca de la Divinidad en el primer Artículo de la Religión.

Al poner la doctrina de la Trinidad en el primer artículo, ellos estaban afirmando que no eran una “nueva iglesia” o que se habían separado de la fe original para formar una nueva religión.

¡Todo lo contrario! Los anglicanos creemos que nunca nos separamos de la fe universal, de la fe católica, la fe apostólica.

Fue la iglesia de Roma en la edad media que se había separado de la enseñanza antigua, de la doctrina de los Padres de la Iglesia.

Así que nuestro primer artículo rescata la base de la fe apostólica: creemos en un solo Dios, Padre Hijo y Espíritu Santo.

Ahora veamos en las Escrituras por qué es que creemos en la Trinidad.

Porque toda doctrina debe ser demostrada escrituralmente, de lo contrario debería ser descartada.

Dios es uno solo.

4» Oye, Israel: el Señor nuestro Dios, el Señor es uno.

Deuteronomio 6:4

La Biblia afirma claramente que Dios es uno solo y no hay otro Dios fuera de Él.

Por esta razón por la cual el pueblo le debía una lealtad absoluta a Dios y debía obedecerle fielmente.

10 Ustedes son mis testigos. Son el siervo que yo escogí, para queustedes me conozcan y crean y entiendan que yo soy el Señor. No ha habido ningúndios antes de mí, ni lo habrá después. —Palabra del Señor. 11 »Sóloyo soy el Señor, y fuera de mí no hay quien salve.

Isaías 43:10-11

A diferencia de todas las religiones de su tiempo, el Dios de los israelitas era uno solo y no tenía una imagen o forma, sino que era invisible y todopoderoso.

Todas las demás naciones eran politeístas; es decir, creían en muchos dioses. En Israel se adoraba un solo Dios.

Sin embargo, la enseñanza de la Biblia acerca de que no hay más que un solo Dios no se limita al Antiguo Testamento.

El Nuevo Testamento dice:

19 Tú crees que Dios es uno, y haces bien…

Santiago 2:19ª

Y cuando Pablo está argumentando en cuanto a las comidas dedicadas a otros dioses concluye:

4 En cuanto a los alimentos que se ofrecen a los ídolos, sabemos que unídolo no tiene valor alguno en este mundo, y que solamente hay un Dios.

1 Corintios 8:4

Y en el verso 6:

6 para nosotros hay un solo Dios, el Padre, de quien proceden todas lascosas, y a quien nosotros pertenecemos…

1 Corintios 8:6ª

Y en 1 Timoteo 2:5-6 el apóstol declara solemnemente:

5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres,que es Jesucristo hombre, 6 el cual se dio a sí mismo en rescate portodos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.

1 Timoteo 2:5-6

Existen muchos más versos en las Escrituras así que podemos concluir que la Biblia enseña claramente que hay un solo Dios.Jesús es Dios.

Sin embargo, las Escrituras no se quedan con que el Padre es Dios, también dicen claramente que Jesús es enteramente Dios.

5 Que haya en ustedes el mismo sentir que hubo en Cristo Jesús, 6quien, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a queaferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo y tomó forma de siervo,y se hizo semejante a los hombres; 8 y estando en la condición dehombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, y muerte decruz. 9 Por lo cual Dios también lo exaltó hasta lo sumo, y le dioun nombre que es sobre todo nombre, 10 para que en el nombre deJesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, ydebajo de la tierra; 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es elSeñor, para gloria de Dios el Padre.

Filipenses 2:5-11

Pablo está diciendo claramente aquí que Cristo es igual a Dios y se despojó de esa gloria y alabanza que recibía en el cielo junto con el Padre para hacerse hombre.

Pero luego de resucitar subió nuevamente a su lugar que siempre le correspondió: junto con el Padre para ser adorado como el Señor.

Y cuando Jesús resucitó y se presentó ante Tomás, el discípulo admirado cayó al suelo y exclamó:

28 Entonces Tomás respondió y le dijo: «¡Señor mío, y Dios mío!» 29Jesús le dijo: «Tomás, has creído porque me has visto. Bienaventurados los queno vieron y creyeron.»

Juan 20:28-29

Juan dice claramente al comienzo de su evangelio:

1 En el principio ya existía la Palabra. La Palabra estaba con Dios, yDios mismo era la Palabra.

Juan 1:1

Y un poco más adelante aclara:

14 Y la Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria(la gloria que corresponde al unigénito del Padre), llena de gracia y deverdad.

Juan 1:14

Y cuando escribe a la iglesia en Colosas para advertirles que no escuchen falsas enseñanzas, les advierte:

8 Cuídense de que nadie los engañe mediante filosofías y huecassutilezas, que siguen tradiciones humanas y principios de este mundo, pero queno van de acuerdo con Cristo. 9 Porque en él habita corporalmentetoda la plenitud de la Deidad.

Colosenses 2:8-9

¿Ven lo que dice Pablo?, ¿logran ver la poderosa afirmación en el verso 9?

Ahí dice que corporalmente, es decir, en su cuerpo físico, habita toda (no mucha, no gran parte), toda la plenitud, completamente, de la Deidad, de la divinidad.

Pablo está diciendo que en el cuerpo de Cristo está Dios completamente en toda Su divinidad, poder y gloria.

¡Y el mismo Jesús enseñó y afirmó que Él era Dios! De hecho, su afirmación es más escandalosa aún porque dijo ser igual al Padre.

30 El Padre y yo somos uno.»

Juan 10:30

Y los que lo oyeron ¡entendieron muy bien la implicancia de estas palabras!

31 Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearlo, 32pero Jesús les respondió: «Yo les he mostrado de mi Padre muchas buenas obras;¿por cuál de ellas me apedrean?» 33 Los judíos le respondieron: «Note apedreamos por ninguna buena obra, sino por la blasfemia; porque tú ereshombre, pero te haces Dios.»

Juan 10:31-33

Los judíos entendieron muy bien lo que quiso decir Jesús cuando dijo que Él y el Padre eran uno. Para ellos esto era una blasfemia, pues Jesús estaba diciendo ser Dios igual que el Padre.

Por lo tanto, la Biblia enseña claramente que Jesús es Dios.

El Espíritu Santo es Dios.

La evidencia Bíblica que vamos a examinar demuestra que también el Espíritu Santo es Dios.

En el libro de Hechos encontramos una historia muy poderosa.

Los primeros cristianos experimentaron tanta alegría por causa de su Salvación por medio de la fe en Jesucristo que decidían vivir en comunidad entregando todos sus bienes a los apóstoles.

Esta era una ofrenda generosa y voluntaria. Nadie se los había pedido, nacía de sus corazones agradecidos.

Pero hubo un matrimonio que quiso presentar su ofrenda con bombos y platillos, diciendo que estaban entregando todo el dinero de la venta de sus terrenos.

Ellos mintieron.

Pero el apóstol Pedro supo la verdad por medio del Espíritu Santo y le dijo estas palabras a ese matrimonio:

3 Entonces Pedro le dijo: «Ananías, ¿por qué le permitiste a Satanás queentrara en ti para mentirle al Espíritu Santo y sustraer parte de tu dinero?4 ¿Acaso el terreno no era tuyo? Y, si lo vendías, ¿acaso no era tuyo eldinero? ¿Por qué decidiste hacer esto? No les has mentido a los hombres, sino aDios.»

Hechos 5:3-4

Claramente en el verso 3, Pedro le dice a Ananías que habían mentido al Espíritu Santo.

Y en el verso 4 concluye que le habían mentido a Dios.

Para los cristianos claramente el Espíritu Santo que moraba en ellos no era una fuerza o electricidad, no era una manifestación de la presencia de Dios.

Era Dios mismo morando en ellos.

En la Primera Carta de Pablo a los Corintios él habla de los dones espirituales que Dios da a los creyentes.

Y en el capítulo 12 enseña claramente que el que reparte esos dones es el Espíritu Santo.

8 A uno el Espíritu le da palabra de sabiduría; a otro, el mismoEspíritu le da palabra de ciencia; 9 a otro, el mismo Espíritu le dafe; y a otro, dones de sanidades; 10 a otro más, el don de hacermilagros; a otro, el don de profecía; a otro, el don de discernir losespíritus; a otro, el don de diversos géneros de lenguas; y a otro, el don deinterpretar lenguas; 11 pero todo esto lo hace uno y el mismoEspíritu, que reparte a cada uno en particular, según su voluntad.

1 Corintios 12:8-11

Mira con atención estos versos porque declaran cosas y atributos que solamente le corresponden a Dios, pero es el obrar del Espíritu Santo.

Muy interesantemente en los versos anteriores el mismo apóstol habla de la obra de Dios en la vida de los cristianos y hace alusión a cada persona de la Trinidad:

4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.5 Hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6Hay diversidad de actividades, pero Dios, que hace todo en todos, es el mismo.

1 Corintios 12:4-6

Entonces podemos decir sin temor a equivocarnos que las Escrituras enseñan que el Espíritu Santo es Dios.

Conclusión.

Queridos, definitivamente no he cubierto todo lo que dice la Biblia. Hay muchísima más evidencia.

Lo dificultoso de la doctrina de la Trinidad no es que no haya evidencia en las Escrituras ¡Hay demasiada evidencia!

Lo dificultoso es que esta forma de pensar nos sobrepasa totalmente.

¡Escapa toda nuestra lógica! Está muy por encima de la lógica humana.

La lógica humana dice: “1+1+1=3” ¿Cierto? La lógica Divina dice “1+1+1=1”

Pero la Trinidad es el punto de partida para comenzar a hablar de Dios. No podemos entenderla, pero debemos creerla.

En un sentido, la doctrina de la Trinidad es un misterio que nunca seremos capaces de entender completamente.

Porque trata de la esencia misma y la naturaleza misma de Dios ¡y el Dios de la Biblia es infinito e infinitamente grande como para que nuestra finita y limitada mente pueda comprender su grandeza.

Esta es la asombrosa conclusión a la que llegó el apóstol Pablo pensando en la grandeza de Dios:

33 ¡Qué profundas son las riquezas de la sabiduría y del conocimiento deDios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios, e inescrutables sus caminos!34 Porque ¿quién ha entendido la mente del Señor? ¿O quién ha sido suconsejero? 35 ¿O quién le dio a él primero, para que él tenga quedevolverlo? 36 Ciertamente, todas las cosas son de él, y por él, ypara él. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén.

Romanos 11:33-36

¡A esta misma conclusión debemos llegar queridos!

El Dios de la Biblia no es fácil ni sencillo de entender. Al contrario, es inescrutable, insondable, imposible de entender enteramente.

Mientras que todos los otros dioses son copias o versiones mejoradas del ser humano, el Dios de la Biblia supera toda lógica, toda ciencia.

No podemos encasillarlo, no podemos definirlo ¡Tan grande es!

Sin embargo.

Lo hermoso del Dios de la Biblia es que este Dios Eterno, inescrutable, imposible de entender, decidió atravesar ese vacío para darse a conocer a nosotros.

Y nosotros simples mortales, con mentes diminutas, una lógica pobre, con conocimiento limitado que ni siquiera sabemos qué hay en el fondo de nuestros mares ni sabemos qué es lo que hace que los planetas se mantengan en su sitio y giren en torno al sol.

Nosotros que no sabemos cuándo comenzamos ni cuándo terminaremos.

Si te pones a pensar seriamente ¡Hay tanto que desconocemos! Sin embargo, podemos conocer a Dios.

No le podremos entender, no le podremos comprender porque es eterno. Pero le podemos conocer por medio de la fe en Jesús.

Podemos conocer a Dios por medio de las Escrituras.

Y ellas nos dicen:

  1. Dios es tres personas.
  2. Cada persona es completamente Dios.
  3. Hay un Dios.

O en las palabras un poco más elaboradas del primero Artículo:

Hay un solo Dios vivo y verdadero, eterno, sin cuerpo,partes ni pasiones…

Aquí reconocemos la primera verdad de que hay un solo Dios. Él es espíritu, no está dividido (sin partes) y no está sujeto a emociones y deseos (pasiones) Él no necesita nada pues es completamente autosuficiente.

de infinito poder, sabiduría y bondad; creador ypreservador de todas las cosas, tanto visibles como invisibles.

Aquí reconocemos que este Dios está por sobre todas las cosas y sobre toda lógica y fuerza humana.

Su poder y Su sabiduría son infinitos, pero también Su bondad.

De este poder, sabiduría y bondad es que Él creó todas las cosas y las sostiene.

Él no es un Dios que luego de crear todo el universo se apartó para hacer otras cosas, sino que constantemente sostiene toda Su creación tanto material como espiritual.

Y en la UNIDAD de esta DIVINIDAD hay TRES PERSONAS de unamisma sustancia, poder y eternidad: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Y este único y un solo Dios es tres personas claramente distinguibles, sin embargo, cada una de ellas es entera y completamente Dios.

Esa es nuestra fe anglicana ¿La crees también?

Entonces crees lo mismo que los apóstoles y los cristianos a lo largo de la historia.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: