Culto unido Iglesia Anglicana de Concepción

Este domingo 1 de abril, a las 11:00 horas, en el auditorio de la Facultad de Humanidades y Arte de la Universidad de Concepción, se realizó un culto unido, donde participaron las tres iglesias de Concepción; Saint Johns , San Pedro y San Juan evangelista.

La reunión estuvo dirigida por el pastor Martín Flores, quien enfatizó en recordar y celebrar la resurrección de nuestro Señor Jesucristo.Por medio de alabanzas con un fuerte contenido bíblico e inspiradas en el regalo de la salvación y el perdón por medio del sacrificio de Cristo, los hermanos de las distintas iglesias, se hicieron uno, compartiendo el maravilloso evangelio.

El mensaje estuvo a cargo del Pastor Francisco Meneses de la iglesia de San Pedro, el cual se basó en el Salmo 22, quien respecto a este mencionó ” quizás lo mas sorprendente de lo que se da en este salmo, de esa tortuosa agonía en la cruz ,es esta profunda convicción de que detrás de ese sufrimiento, está Dios. Que lo que esta padeciendo Cristo es el castigo de Dios , es el abandono De Dios. Cuando el salmista clama ” Dios mío, Dios mío, ¿por que me has abandonado?, esta revelando que lo que esta padeciendo ahí Jesús ,es la ira de Dios . Vimos como la cruz tiene la finalidad de mostrar el amor De Dios, del padre hacia su hijo y a través de este amor , revelar su gloria y justicia, en una forma maravillosa, es decir mostrar su gracia. Esto nos lleva a pensar , ¿que responsabilidad tengo yo en todo lo que esta sucediendo ahí?, bueno, lo que esta padeciendo ahí fue por nosotros . El esta en nuestro lugar, sobre sus hombros estaba nuestro castigo”. Todo esto, recordando que la ira, el juicio y la santidad de Dios, demostradas en la crucifixión de Cristo, tienen el propósito a su vez ,de mostrar el amor y gracia de Dios, para aquellos por quienes Cristo estuvo padeciendo, enfatizó el predicador.

Posterior a este profundo mensaje, el Pastor Christian Donoso de la iglesia Saint Johns , dirigió a los hermanos en la liturgia de la santa cena, con la ayuda de miembros de las distintas iglesias, donde la gran cantidad de hermanos que asistieron, pudieron recordar la muerte de Cristo, junto a sus familias.

Sin lugar a dudas, fue un tiempo de regocijo y de reflexión, siendo desafiados a estar en unidad, humildad y amor los unos con los otros, y por su puesto a promulgar el evangelio a todo lugar .

“Proclamaré tu nombre a mis hermanos, en medio de la congregación de la alabaré”. Salmo 22:22

Comment (1)

  1. Felipe Vega

    Excelente, buena descripción del domingo, fue una gran experiencia!

Deja un comentario