Introducción al libro del Éxodo

Si ustedes le creyeran a Moisés, me creerían a mí, porque él escribió acerca de mí. (Juan 5:46).

Por: Martín Flores (estructura y datos sobre autor del Éxodo extraídos y adaptados de: “Exalting Jesus in Exodus” de Tony Merida, B&H Publishing Group; y “New Geneva Introduction to the Old Testament” de R. C. Sproul, Metokos press).

Este último tiempo, la TV y Hollywood han tomado como un tema recurrente en sus propuestas de entretención los relatos de la Biblia.

Desde la versión de “Noé” del director Darren Aronofski, la película “Éxodo, dioses y reyes” del director Ridley Scott  (ambas estrenadas el 2014), hasta la reciente teleserie “Moisés” que fue creada y producida por la cadena brasilera “Rede Record”  (propiedad de Edir Macedo, el fundador de la iglesia “Iglesia universal del reino de dios”, más conocida como “Pare de Sufrir” ) que se transmite en Chile por TVN , el público en general parece ávido de consumir estas producciones.

Ante esta “explosión” de material audiovisual sobre las historias del Antiguo Testamento, me pregunto ¿cuánto podemos confiar en la fidelidad de estas historias al texto bíblico?

Cualquiera que haya leído el Antiguo Testamento se dará cuenta que hay mucha fantasía y casi nula fidelidad al relato del texto bíblico. Y en este punto reside el mayor riesgo detrás de estas producciones.

Porque fácilmente pueden distraer o confundir a los espectadores del verdadero mensaje y propósito de esas historias. Este riesgo es aún mayor si los que ven estos programas no leen la Biblia. Es sutil, pero el riesgo es real. 

Existe otro riesgo aún mayor: que al ser presentadas las historias bíblicas como una alternativa más de entretenimiento, como historias bonitas a la par de cualquier otra fantasia, mitología y cuento ¡Es un gran riesgo poner en un mismo nivel los relatos bíblicos con los relatos de ciencia ficción, fantasía, y mitología!

¿Por qué? Porque Jesús dijo que el Pentateuco (los primeros cinco libros de la Biblia) eran verídicos, y que hablaban de Él. No se trata de historias entretenidas, sino de una revelación que culmina con el Señor Jesucristo.

Los apóstoles escriben en sus epístolas citando el Antiguo Testamento continuamente ¡No como historias entretenidas! Sino como la base teológica de su mensaje, un mensaje inspirado por Dios mismo que tiene su cumplimiento en la persona de Jesús.

El Antiguo Testamento, y los relatos que contiene, debe ser leído como sus autores quisieron que fuera leído, de lo contrario estaríamos despojando la esencia misma de su mensaje y propósito ¡Leamos el Éxodo como lo que es! Un relato que presenta hechos históricos, con personajes reales y con un mensaje poderoso y real de parte de Dios para sus lectores originales y posteriores.

A continuación algunos datos importantes sobre el libro del Éxodo .

Autor.

Tradicionalmente se atribuye a Moisés como el autor de los primeros cinco libros del Antiguo Testamento (El Pentateuco). Sin embargo, durante los últimos dos siglos, muchos académicos no aceptan la autoría de Moisés. Éstos críticos proponen que el Pentateuco fue escrito en realidad por una serie de diversos autores y editores que “refinaron” y completaron los libros.

Esta teoría se basa principalmente al uso de los nombres de Dios en los libros de la Biblia. Los críticos encontraron que se usan distintos nombres para expresar la divinidad en estos textos y atribuyen cada uso a un autor (o grupo de autores) diferente .

Sin embargo, lo que estos críticos pasan por alto es la evidencia dentro de la misma Biblia:

  • Nehemías 13:1 y 2 Crónicas 25:4 hacen referencia a Moisés como el autor de los libros de la Ley. Ambos autores se refieren al Pentateuco como “el libro de Moisés”.
  • El Nuevo Testamento y sus autores también se refieren a Moisés como el autor de “la ley” (el Pentateuco). Por ejemplo: Mateo 12:5; Marcos 12:26; Lucas 16:16; Juan 7:19; Gálatas 3:10.
  • El mismo Pentateuco declara que Moisés lo escribió. En Éxodo 24:3-7 vemos que es Moisés el que escribió el código legal del libro del pacto y también la exposición de la ley que se registra en Deuteronomio 31:24-26.
  • Además de todos estos títulos indicando la autoría de Moisés, el mismo Señor Jesucristo dijo: “Moisés… escribió acerca de mi” (Juan 5:46). Y Jesús les dijo a los dos discípulos que iban camino a Emaús que las Escrituras del Antiguo Testamento hablaban de Él “comenzando desde Moisés” (Lucas 24:27).

Para mí, este último argumento es suficiente y definitivo: Jesús consideraba a Moisés como el autor del Pentateuco.

Fecha de Redacción.

“Éxodo” proviene de la palabra griega exodos que significa “salida” o “partida”. El libro recibe su nombre por el evento central de la salida del pueblo de Israel de Egipto.

Fue escrito posterior a la salida de Egipto, ente los años 1450 a 1440 a.C.

La cronología bíblica data los eventos del Éxodo 480 años antes del reinado de Salomón (Ver 1 Reyes 6:1). Esto coloca el evento del éxodo alrededor del 1440 a.C. Esta fecha está de acuerdo con el relato de Jueces 11:26 que declara que trescientos años han pasado desde que Israel entró en la tierra de Canaán. La fecha de 1440 a.C. también encuentra respaldo en Éxodo 12:40 y 41 donde especifica que el pueblo de Israel permaneció en Egipto por 430 años.

Hay algunos que datan los eventos del Éxodo a años más tardíos, al 1304-1236 a.C. De ser este el caso, el faraón bajo cuyo gobierno se vivieron estos eventos sería Ramsés II alrededor del 1270 a.C. Sin embargo, los descubrimientos más recientes han debilitado esta tesis.

Personalmente me inclino a la fecha que tiene mayor sustento dentro del mismo relato bíblico, es decir: 1450 a 1440 a.C. En este caso el faraón que inició la opresión sería Tutmosis I y el faraón del Éxodo Tutmosis III (o en todo caso su sucesor Amenofis II que reinó del 1450-1425 a.C.).

Temas Principales.

En este maravilloso libro vemos grandes temas:

Vemos cómo Dios rescató a Israel de Egipto para cumplir sus promesas hechas a Abraham y a su descendencia. A través de esta acción, el Éxodo nos llevará a comprender la redención de Dios y su fidelidad.

Un elemento muy importante se presenta en el monte Sinaí. Allí vemos que Dios quiere relacionarse con su pueblo, es un Dios de gracia que se revela y revela su gloria a un pueblo que no lo merece. Allí vemos que Dios reafirma su pacto con su pueblo y establece los términos de cómo se pueden relacionar su pueblo con un Dios Santo.

En cada tema del Éxodo se puede apreciar un triunfo de la gracia divina:

Dios rescata a su pueblo de la esclavitud por gracia, se revela en el Sinaí y se presenta a su pueblo estableciendo los medios para que esta relación se desarrolle también por medio de su gracia.

Otro tema central en el libro es el instrumento humano que Dios ha escogido para revelar su gracia y transmitir su mensaje: Moisés. Él es un mediador entre Dios y su pueblo.

Todos estos grandes temas llevan al lector al Nuevo Testamento y le preparan para comprenderlo.

Leamos y estudiemos este precioso libro que ha sido escrito para que conozcamos a Dios y a Cristo, el perfecto y verdadero cumplimiento de todas las promesas del creador.

Estructura del libro.

  • Capítulos 1-18 LA REDENCIÓN DE DIOS PARA SU PUEBLO.
  • Capítulos 19-40 LA GLORIA DE DIOS REVELADA A SU PUEBLO.

1:1-22 La NECESIDAD de la redención: Esclavitud.

2:1-25 Redención y Misión.

3-4 YO SOY me ha enviado.

5:1-7:5 Combatiendo el desánimo con las promesas del Evangelio.

7:6-11:10 Para que sepan que YO SOY el SEÑOR.

12:1-13:16 La Pascua.

13:17-15:21 ¿Quién es como el SEÑOR?

15:22-17:7 Lecciones del desierto.

17:8-18:27 Elementos esenciales de una comunidad de fe.

19:1-20:21 Introducción: “Las 10 Palabras.”

  • 20:3 1º No tendrás dioses ajenos.
  • 20:4-7 2º No tendrás ídolos y 3º No tomarás el nombre de Dios en vano.
  • 20:8-11 4º Te acordarás del día de reposo.
  • 20:12 5° Honrarás a tu padre y a tu madre.
  • 20:13 6° No matarás.
  • 20:14 7° No cometerás adulterio.
  • 20:15 8° No robarás.
  • 20:16 9° No mentirás.
  • 20:17 10° No codiciarás.

20:22-23:19 Amando a Dios y al prójimo

23:20-24:18 Una solemne promesa, un adelanto de la tierra prometida.

25-27 El tabernáculo: Dios habitó entre nosotros.

28-31 Trabajo y descanso.

32 Fábrica de ídolos.

33:1-17 ¿Anhelaremos la presencia de Dios o dependeremos de nosotros mismos?

33:18-35:3 ¿Anhelaremos ver la gloria de Dios o ya vimos todo?

35:4-36:7 ¿Seremos mayordomos fieles o consumidores demandantes?

36:8-40:38 ¿Permaneceremos maravillados al saber que Dios habita en nosotros o veremos las Buenas Noticias con frialdad?

Éxodo serie banner

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: